Si es buena ¡claro! Pero vamos a empezar por el principio. Hace unas cuantas décadas (cuando Internet no se había instalado de lleno en nuestras vidas) alguien con mala reputación (tanto empresarial como personal) tenía muy difícil salir adelante. Los comentarios negativos iban de un lado a  otro hasta intoxicarlo todo.

Era un proceso que llevaba un tiempo pero, al fin al cabo, alguien con mala reputación se le hacía imposible redimirse. Y llegaba un punto en el que se encontraba vetado el camino hacia el éxito. En los inicios del siglo XXI sucede lo mismo pero agravado, ya que la mala reputación online puede acabar con cualquier proyecto nada más empezar. Por eso se hace necesario mimarla antes incluso de comenzar. En esa tarea estamos hoy.

Pero, ¿qué es la reputación online para las empresas?

Podríamos definirla como el conjunto de opiniones y de feedback que los usuarios de nuestros productos dan a nuestro trabajo, servicio o bienes. No se mide con una sola gráfica o en un solo sitio. Es compleja, amplia e interrelacionada. Si tienes un negocio físico y en Google Maps te aparece la máxima calificación y, además, tus clientes dejan comentarios positivos en Facebook, vamos ganando reputación online.

Si, además, permites que tus compradores de la tienda online vayan dejando su opinión de manera pública, la aumentamos. Damos más datos: si vas generando textos siguiendo el marketing de contenidos y estos se comparten (igual que las noticias en las redes sociales), potenciamos la reputación online.

¿Por qué es necesaria una buena reputación online para las empresas?

Que por qué es tan importante. Por diversos motivos y enumeramos solo los más importantes:

1.- Como el marketing offline, una buena reputación (esto es, una opinión positiva de lo que hacemos y somos) genera más y más clientes. No hay que decir que esta es la base potencial para aumentar los beneficios.

2.- En la era de las redes sociales, son crecientes los millones de potenciales compradores que antes de decantarse por una compra estudian antes los comentarios de los internautas. Es más,  está siendo algo habitual cuando se trata de adquirir vuelos, reservas de habitación de hoteles, mesas en los restaurantes o un servicio que se preste continuado en el tiempo.

3.- Google posiciona (en las búsquedas de mapas por ejemplo) las empresas con más y mejores comentarios de tal manera que estas aparecen resaltadas.

4.- Si tu página web genera contenido de calidad que gusta a los lectores (esto se sabe a través de una analítica sencilla) y este es compartido, te vas posicionando y destacando de la competencia.

5.- Aunque la compra se vaya a realizar en una tienda física, es creciente el número de internautas que, con carácter previo, echan un vistazo a la web. Si su reputación online es visible, es más fácil que se decida al consumo.

6.- Una buena reputación online se transforma en clientes y estos, ni que decir tiene, en beneficios. 

¿Cómo se genera una buena reputación online para las empresas?

Dicho esto, lo que todos queremos es posicionarnos, destacarnos entre la competencia, crecer en clientes y vender mucho más. En esto estamos de acuerdo. Entonces, invariablemente, tenemos que tener una buena reputación online y, además, si es posible hacerla visible. ¿Cómo llegamos hasta allí? Anotamos ya que, desde el inicio de cualquier emprendimiento, con constancia y tiempo. Dicho esto, apuntamos que es imprescindible, al menos, lo siguiente:

Aquí tienes cinco modos que te harán aumentar tu reputación online

1.- Una buena reputación online no se consigue de manera opaca. No vale decir que a mí no me gusta estar en Internet y mostrar mi mercancía o mis servicios de esta manera. Hay que estar y ser visibles. Además, hay que permitir que se puedan leer los comentarios.

2.- Ni que decir tiene que el servicio que se presta tiene que ser impecable, veraz, acorde al precio y a las condiciones pactadas.

3.- Tenemos que hacer un esfuerzo por mantener una comunicación exquisita respondiendo preguntas, comentarios y dudas.

4.- Hay que ser constantes en las actualizaciones tanto del catálogo (ya sea de bienes o servicios) como de las noticias relacionadas en las redes sociales.

5.- Hay que aprovecharse de manera profesional de las posibilidades de Instagram, Facebook o Twitter para dar a conocer lo que hacemos de forma constante.

Y seguimos con cinco más

6.- Las redes sociales tienen que ser gestionadas con cuidado, con un discurso amable y amigable. Es importantísimo el cuidado de las faltas de ortografía y gramática. Hay que intentar que las expresiones desprendan un toque personal.

7.- No podemos obviar el factor gráfico a la hora de publicar noticias con fotos adaptadas y que generen interés.

8.- Es importante no estar centrados en un mismo. El mundo va cambiando y, a veces, para muy bien. La colaboración ha calado hondo en las nuevas generaciones machacadas por la crisis. Los problemas del medio ambiente son una realidad presente. Al tiempo, siguen presentes un sinfín de injusticias. Sin caer en opiniones partidistas o políticas, es importante implicarse en la sociedad que hace posible el desarrollo de nuestra empresa. Una buena forma es generando eventos que pueden ser gratuitos e, incluso, de pago.

9.- Una página web con un catálogo desfasado sin marketing de contenidos ni se posiciona ni alcanza una buena reputación online. Por eso, es importante dejar esta tarea en manos de profesionales y actualizar constantemente la sección de noticias o actualidad. A medio plazo es una inversión tremendamente económica a la par que eficaz.

10.- El respeto y el cuidado por el cliente (y el que no es) debe ser exquisito. No podemos permitirnos ni tener un mal día. En este sentido, es más eficaz trabajar en equipo que alguien que trabaje de manera individual. La vida (y las empresas) dan muchas vueltas y la sinergia de muchos (profesionales implicados) hace que los proyectos lleguen a buen puerto con facilidad.

Y terminamos con algo evidente. Una página web, un texto de SEO, el análisis de los datos detrás de cualquier sitio online no lo hace un familiar o un amigo que “le gusta los ordenadores”. Si te decides por esta opción, ya te auguro un mal comienzo. El marketing online se hace complejo por meses. Por eso es tan importante dejarlo en manos de equipos de profesionales que saben lo que hacen.

En Web-Consulting te ayudamos a genera una buena reputación online desde el inicio de tu proyecto. ¿Hablamos?

Por Candela Vizcaíno

 

 

Consúltanos a través de nuestro formulario

Si quieres que tu negocio venda en Internet,

cuéntanos tu proyecto sin compromiso

O si lo prefieres, llámanos tú : Tlf. 925 96 08 07

   
 

Pin It on Pinterest