Las redes sociales de tu empresa son el escaparate de tus productos y, por tanto, deben presentarse a tu público potencial de manera impecable.

Son diarias las noticias de empresas (centenarias a veces) que van cerrando sus tiendas físicas para concentrar el negocio en Internet. Cada día se abren nuevos mercados virtuales. Las noticias vuelan desde los sitios de la prensa tradicional a las distintas redes sociales. El volumen de ventas online aumenta año tras año. Los bancos van primando las cuentas que operan sin ventanillas y no  es necesario acudir a las oficinas. Y, con este panorama, aún hay empresas que creen que lo de las redes sociales es un entretenimiento de gente joven, desocupada o de poco criterio. ¡Gran error!

Tienes tu página web. Así sin más. Es estática. Te la hizo alguien que sabía de eso hace una década y no la has movido. Ni siquiera sabes si sirve. Y, mientras tanto, estás perdiendo clientela potencial. Y, mientras tanto, tus competidores te están adelantando. Y mientras tanto… El tiempo es beneficio para la empresa. Por eso, una web no solo debe adaptarse cada cierto tiempo (cada día con más frecuencia) sino que, además, tiene que ofrecer marketing de contenidos. Y, por si eso fuera poco, tienes que mimar tus redes sociales. Allí está todo (y cuando digo todo es todo) tu público potencial. Es la forma de comunicarse del siglo XXI te guste o no.

5 razones para cuidar las redes sociales de tu empresa y cómo hacerlo

1.- Atraes a tu público potencial con las redes sociales

Y empezamos con lo básico. Una empresa, del tamaño que sea, una marca, una organización, un artista, un autónomo en la era de Internet tiene que estar en las redes sociales. ¿Por qué? Porque allí está todo el mundo. El tráfico aumenta día a día. Cada vez son más los usuarios que buscan productos o que se entretienen con sus intereses accediendo a través de las redes sociales. Es solo una cuestión de números. Cuantas más personas pasen por tu escaparate, más probabilidad tienes que te compren.

2.- Comunicación de tus productos con profesionalidad

¿Enviarías a alguien que no tuviera ni idea de tu negocio a hablar de él ante miles de personas? ¿Contratarías a un relaciones públicas no formado? No, ¿verdad? Entonces, ¿por qué lo haces con tu social media? Tus redes sociales tienen que ser profesionales. Y tienen que estar integradas en una estrategia de marketing global para no perder recursos en ningún momento. No vale poner cualquier cosa. Hay mucha competencia. Tienes que conocer las herramientas, las nuevas tendencias, el SEO (la técnica entre mágica y científica por la que apareces en primera página de búsqueda), las novedades… Tienes que conocer las técnicas publicitarias y de comunicación y tienes que saber cuáles son las más adecuadas para tu negocio. Porque hay vida (negocio) más allá de una página de Facebook.

3.- Actualización y publicación de las novedades a través de las redes sociales

Siguiendo con la profesionalización, las redes sociales tienen que actualizarse constantemente. Y es así porque son eso: redes sociales. Esto es, están hechas para hacer amigos-clientes. Están pensadas para ofrecer lo que tú haces. Y no vale abrir una página y esperar los “me gusta” como caídos del cielo. La dinámica tiene que ser diaria y constante. Para eso necesitas un profesional que se dedique a eso y que te dé cuenta de los avances.

4.- Las redes sociales del momento son una fuente de seguidores

En la actualidad, mayo de 2018, las que más publico demandan son Instagram y Facebook. Si se llevan bien, con fotos de calidad, con contenido interesante, con respuestas inmediatas, te puedes ir haciendo con una comunidad de seguidores que más pronto que tarde acabará comprando tus productos.

5.- El efecto multiplicador de las redes sociales

O lo que es mejor: acabaran comprando y, además, hablando de ellos. Porque las redes sociales permiten dar la opinión de los productos, servicios u ofertas de tu empresa. Así a la vista de todos. Paso a paso (que esto no es de un día para otro) vamos construyendo una buena reputación online. Eso no solo te permite ir apareciendo en las búsquedas de los internautas sino que, además, con esos comentarios de los clientes consigues, a la vez, más clientes. Quizás sea en Facebook donde se vea más clara esta tendencia con páginas dedicadas a venta de productos o servicios y donde puedes calificar el servicio. Pero no puedes obviar una tan de moda como Instagram (sobre todo si lo que vendes es “vistoso”) donde cada vez son más los usuarios que entran para ver de todo y no solo las últimas aventuras de los famosos.

En definitiva, las redes sociales para la empresa, cuando se llevan bien y con profesionalidad, son una línea de comunicación de los productos y servicios muy poderosa. Por supuesto, no sirve llevarlas mal porque (esto para otro día) podemos encontrarnos con un efecto rebote.

Por eso la clave está en la profesionalidad de las mismas.  ¿Hablamos de las redes sociales de tu empresa?

Por Candela Vizcaíno

 

Consúltanos a través de nuestro formulario

Si quieres que tu negocio venda en Internet,

cuéntanos tu proyecto sin compromiso

O si lo prefieres, llámanos tú : Tlf. 925 96 08 07

   
 

Pin It on Pinterest