Vale que tienes un sitio online donde te presentas (aunque seas escuetamente) y que también tienes un perfil de Facebook donde, de vez en cuando, pones alguno de tus productos. Puede, incluso, que tengas una tienda online y que, además, te publicites en alguna gran cadena de distribución e, incluso, que hagas campañas de SEM. Con SEM me refiero a la publicidad de pago en Google. Pero hoy no hablamos de eso.

Hablamos de empezar una campaña de marketing desde el inicio con una página amigable, fácil de navegar, sencilla para el usuario y que, además, tenga un blog. A estas alturas aún hay quien se pregunta para qué sirve un blog para vender bienes y servicios. Y es sencillamente una parte fundamental en el marketing online

Un blog en el sitio de tu empresa te permite hacer SEO a largo plazo

Porque tú puedes dedicar una gran parte de los recursos a hacer campañas de pago en Google. Aquí ni siquiera hay tope. Tú dices cuánto quieres gastarte para llegar a tu público objetivo. Esa opción puede darte resultados o no. Puede que atraiga clientes o no. Pero una cosa está clara. En cuanto dejes de pagar tu empresa has desaparecido de la red. Si todo lo dejas al SEM (que así se llama esta técnica) el posicionamiento de tu sitio no existe.

Porque el posicionamiento (el que aparezcas en los primeros puestos cuando alguien busque tus productos o servicios) solo se puede hacer con SEO. El SEO son las técnicas (a medio camino entre el arte y la técnica e, incluso, con un punto de magia) que hacen que tu sitio online vaya escalando posiciones. La mejor manera de hacer SEO es con un blog. Y, además, la más barata. ¿Por qué es la más adecuada? Porque un blog (si está bien hecho y llevado por profesionales que aquí no vale cualquier cosa) que se alimenta constantemente y adecuadamente permitirá que tus clientes te busquen accediendo por las palabras claves. Y eso solo es el inicio. Porque un blog no solo sirve para eso.

Los contenidos del blog son perfectos para alimentar las redes sociales

Las noticias, historias, aventuras o productos que hayas reseñado en el blog (recordemos que siguiendo SEO y de manera profesional) son perfectas para alimentar tus redes sociales. Aunque Facebook, sobre todo, se multiplica en sus opciones (a la hora de programar eventos, llevar grupos o transmitir en directo), el contenido del blog es lo que hace que todas tus redes sociales se destaquen de la competencia. No se trata de poner fotos de las novedades.

Con el blog estamos dando a los seguidores ideas o consejos que harán que visiten tus sitios cada cierto tiempo o que se suscriban a las novedades. Con esta estrategia vas aumentando tu público objetivo, el interesado en tus productos.

Vas posicionando tu página poco a poco pero de manera segura

Cuanto más contenido vayas publicando en tu blog, más fácil será hacer links internos y, por tanto, más cohesionado está el sitio. Google interpreta así que es una dirección a tener en cuenta, que se actualiza constantemente y que aquello que se publica tiene relación con la temática de tu empresa. Eso va haciendo que vayas escalando posiciones sin necesidad del pago por publicidad.

Con un blog aumentas tu reputación online

La mejor manera de aumentar tu reputación online es con un blog, pero, por supuesto, no vale cualquier cosa. Ni que decir tiene que de nada sirve una escritura descuidada, desganada o textos sin ton ni son. ¡No digamos ya el asunto de las faltas de ortografía! Un blog bien llevado donde vayamos dando ideas, consejos o descripciones de productos es la mejor manera de presentarnos ante el público objetivo como una empresa transparente y motivada que se mueve por sus clientes.

Sé que hay pequeños empresarios o autónomos con facturación media que consideran un blog casi como un artículo de lujo, como si solo estuviera al alcance de las grandes corporaciones. Pero nada más lejos de la realidad. Un blog es bastante barato en comparación con otras fórmulas publicitarias y las ventajas de su coste van creciendo conforme va aumentando su contenido.

Bien es verdad que el posicionamiento de un sitio a base de marketing de contenidos (esto es, utilizando un blog) no es de un día para otro. La marca se hace con tiempo, acudiendo a buenos profesionales que presenten calendarios editoriales amenos e interesantes a la par que flexibles.

En Web-Consulting nos encantan los blogs. De hecho, si has llegado hasta aquí es porque el nuestro ha funcionado. Nosotros somos profesionales. Hacemos desde el plan de marketing (tanto online como offline) hasta el diseño de la página web. ¡Y por supuesto te escribimos tu blog para que el SEO sea una parte importante de la publicidad de tu empresa!

Hablamos

Candela Vizcaíno

 

KW: blog

Consúltanos a través de nuestro formulario

Si quieres que tu negocio venda en Internet,

cuéntanos tu proyecto sin compromiso

O si lo prefieres, llámanos tú : Tlf. 925 96 08 07

   
 

Pin It on Pinterest