Es lo que quieren todas las empresas que se adentran en el marketing online. Pero vamos un poquito más lento que las prisas no son buenas cuando se está trabajando. En este blog hemos ido desgranando las distintas opciones de las que disponen las compañías para hacerse visible y vender en la red. En esencia, se puede dividir en dos partes. La primero sería el SEO basado esencialmente en la redacción de posts para blog siguiendo la línea de marketing de contenidos. Ni que decir tiene que esto hay que hacerlo con profesionales y que no vale ni al tuntún ni cualquier cosa. Y la segunda sería la publicidad de pago. Estamos ante SEM cuando se hacen anuncios para Google pero también se pueden realizar en las redes sociales.

Pero, ¿qué son los anuncios de Facebook de pago?

En esencia, es un post publicado en esta red social que se mueve con un robot. Esto es, no esperamos a que nuestros seguidores lo hagan manualmente dándole a me gusta, compartiendo o comentando. Facebook, en este caso, se encarga de que aparezca en el muro de las personas interesadas en aquello que nosotros ofrecemos. 

Ni que decir tiene que previamente hemos tenido que definir nuestro público objetivo por temas, rango de edad, ubicación… Estos anuncios tienen que tener unas características específicas y son supervisados por Facebook antes de publicarse. En el panel de control del anuncio debemos indicar en todo momento el margen temporal en el que queremos que aparezca. Si es indefinidamente, se irán cargando cuotas bancarias sine die. 

Qué finalidad tienen los anuncios de Facebook

Y ahora seguramente te preguntarás que qué finalidad tienen estos anuncios. Aunque las empresas, en esencia,  quieren es vender, en última instancia, podemos utilizar esta publicidad como un medio más que una meta. Resumiendo estaríamos ante lo siguiente: 

  • Conseguir más “me gusta” y seguidores a nuestra página. Este tipo de llamadas a la acción es más rentable cuando se empieza un negocio y aún no están definidos los objetivos concretos. 
  • También podemos hacer campañas para ir generando interés y reputación online. Como hemos señalado en este mismo sitio la reputación online es, a veces, difícilmente medible pero básica para continuar en la red. En esta línea están los anuncios generales de empresas en las que no se da prioridad a ningún producto. 
  • Ni que decir tiene que se puede hacer una llamada a la acción para vender un bien o servicio concreto o dar a conocer las novedades de la empresa. Siguiendo este criterio, está siendo frecuente la publicidad de compañías de renombre que invitan, por poner un caso, a probar un nuevo modelo de coche o, en otro caso, a celebrar una jornada de puertas abiertas. 
  • Los anuncios de pago de Facebook también pueden publicitar eventos de todo tipo que previamente hayamos generado. 

Características de los anuncios de Facebook bien realizados

Ya sabemos para qué sirven. Ahora se trata de ponerse a la tarea y generar uno o dos o tres o una campaña completa. Adelanto que es terriblemente compleja y requiere del trabajo de un profesional o… de varios. Hay quienes creen que pueden hacerlos solos siguiendo, sencillamente, las instrucciones de Facebook. El resultado, en el 99% de los casos, son auténticos fiascos y fracasos. Son tantas las variables que se necesitan que sale más barato buscar a una agencia de marketing, como Web-Consulting. De todos modos anota estas características. 

Cuatro características de los anuncios de Facebook bien realizados

  • 1.- Define previamente cuánto tiempo quieres que dure esta publicidad online y cuánto estás dispuesto a gastarte. Esto no es de un día para otro y la mayoría de las empresas se frustran y se aburren porque consumen todos sus recursos muy pronto. 
  • 2.- El anuncio tiene que estar bien realizado y con eso me refiero a lo más elemental: sin faltas de ortografía, errores o información incompleta. 
  • 3.- Si los posts de blogs que se posicionan tienen que ser largos y bien estructurados, en Facebook (y en cualquier red social desde Instagram hasta Twitter) predomina el impacto. Las frases tienen que responder a un lema, a una llamada a la acción. Y… tienen que estar redactadas en un lenguaje, tono y estructura que apele a la parte emocional del consumidor. Si el anuncio es demasiado largo y aburrido, llevamos al lector al lado racional. Aquí, lo digo desde ya, no vas a conseguir absolutamente nada. 
  • 4.- El texto del anuncio tiene que estar redactado por un artista que conozca el lenguaje publicitario. Adelanto que cinco o seis frases sería lo máximo. Y estás tienen que ser directas y que incidan en ese lado emocional. Para ello no hace falta utilizar palabras como “amor”, “deseo”, “cariño” o “corazón”. Simplemente (o difícilmente) hay que emocionar sea cual sea el vocabulario usado.

Y otras cuatro más a tener en cuenta

  • 5.-Una imagen vale más que mil palabras en publicidad (en otros formatos quizás no). Esta tiene que estar relacionada con nuestro producto. Hay que presentarla de manera directa, fresca, accesible y con la misma finalidad que las palabras. El bien o servicio debe convertirse en un objeto de deseo. 
  • 6.- No te olvides del vídeo, muy corto y bien hecho. Es la última tendencia y el número de clics es mayor. 
  • 7.- Como cualquier otro anuncio publicitario hay que apelar al deseo, a la felicidad, al encontrarse bien y también a la posibilidad de ascender o progresar. Este último sentido no debe perderse para las empresas que ofertan servicios. Estos tienen que generar una ganancia emocional y económica al cliente final y, ni que decir tiene, que el anuncio tiene que reflejarlo. 
  • 8.- Los mismo anuncios de Facebook se pueden publicar en la red social del momento, Instagram. Por eso, el contenido visual tiene que ser impactante si queremos que nos funcione. 
  • 9.- Y por último hay que atender a las métricas frecuentemente para que podemos dirigir el rumbo cuando las cosas no salen bien. 

¿Complicado? ¿Difícil? Depende para quién. Si estamos ante una empresa multidisciplinar, la meta será más fácil de alcanzar. 

¿Hablamos?

Por Candela Vizcaíno

Consúltanos a través de nuestro formulario

Si quieres que tu negocio venda en Internet,

cuéntanos tu proyecto sin compromiso

O si lo prefieres, llámanos tú : Tlf. 925 96 08 07

   
 

Pin It on Pinterest